Los cuerpos extraños. Lorenzo Silva


loc_Cuerpos_extrañosAcabo de terminar Los cuerpos extraños (Lorenzo Silva. Destino. 2014).
A este hombre no lo conocía. Ni a el ni sus libros y lo descubrí cuando ganó el premio Planeta (2012) con La marca del meridiano. Ahí descubrí que la historia venía de largo y que Bevilacqua y Chamorro eran personajes que venían de lejos. Me gustó muchísimo como contaba la historia y como mostraba la vida de los personajes. De hecho recuerdo que devoré el libro y claro en cuanto he tenido un poco de tiempo libre me he leído este último título. Igual que el anterior me ha gustado mucho la forma que tiene de tratar a los personajes y aunque el desenlace me ha parecido un poco predecible no le quita emoción ni mérito a la historia y que sin dejar de ser pura invención muestra, a mi parecer, la triste realidad que nos rodea.

Otra cosa que me ha gustado mucho en los dos libros es que me ha decubierto algunas canciones que no conocía. Por ejemplo: esta canción, Se mai, de Franco Battiato que os dejo más abajo en un video u otra de German Coppini que tampoco había escuchado nunca.

El corazón helado. Almudena Grandes.


El corazón heladoMe ha costado 7 meses leer esta novela. No porque me aburriera, ni por su extensión, que la tiene. La crianza no me dejaba fuerzas para encender el libro electrónico y he tenido largos parones entre página y página pero eso no ha hecho que pierda el hilo en ningún momento porque la historia está muy bien contada. Enganchan todos y cada uno de sus personajes, las historias que los unen, las vidas de todos: buenos, malos, peores y regulares. Historias de una guerra que para algunos parece que no fue y para otros no ha terminado todavía. Vencedores y vencidos no permiten que se te olvide ningún nombre, ningún párrafo. Son historias tan reales que si preguntáramos en nuestras casas seguro que más de uno podríamos añadir algún capítulo al libro y unos personajes que se hacen tan cercanos que podríamos ser nosotros, nuestro amigos, nuestros vecinos.

La fuerza del amor, del pensamiento, la supervivencia. La historia que no ha de olvidarse. Lo mismo te pone la piel de gallina que te congela el alma.

El corazón helado.
NARRATIVA (F). Novela
Febrero 2007
Andanzas CA 625
ISBN: 978-84-8310-373-9
País edición: España
936 páginas

Al perderte yo a ti.


Al perderte yo a ti, tú y yo hemos perdido: yo, porque tú eras lo que yo más amaba; y tú, porque yo era el que te amaba más.

Pero de nosotros dos tú pierdes más que yo: porque yo podré amar a otras como te amaba a ti, pero a ti no te amarán como te amaba yo.

Ernesto Cardenal

Se lo escuché a Martirio en sus Cantes Rodados.

CANTES RODADOS, de Martirio – Mujeres I


Martirio

¿Que pasa cuando en mi emisora favorita ‘fichan’ a una de mis cantoras preferidas?. Pues que Martirio aparece con un magnífico programa en Radio Gladys Palmera y yo más contento que unas pascuas. Con una voz prodigiosa y un arte que no se puede aguantar el primer programa de estos Cantes Rodados es precioso. Las músicas y las palabras están muy bien escogidas y estoy deseando que llegue el segundo.

 

Espero que os guste tanto como a mi.

CANTES RODADOS, de Martirio – Mujeres I

Bobby McFerrin & Richard Bona – Live in Montreal


A estos dos monstruos los descubrí de la mano de mi buen amigo Toni Marín.
Una delicia para los oídos. (Y estos del video también, claro).

Podéis ver el concierto entero siguiendo este enlace:
http://www.youtube.com/watch?v=WodODxpTbpA

Paul Auster. Invisible.


Llegar a este libro y terminarlo me ha costado bastante. No porque no supiera como conseguirlo, no sabía ni que existía, pero decidir abandonar el que tenía entre manos me costó bastante. Os cuento…

Hace unas semanas empecé con una novela de Roberto Bolaño que no he sabido digerir. Los detectives salvajes me han ganado. No he conseguido engancharme como esperaba. Quizás las expectativas que había puesto en este autor eran demasiado grandes ya que nadie me había hablado mal de sus novelas y cuando me creí preparado me lancé sobre la que, por el título (2666 o Los detectives salvajes), pensé que me iba a gustar más. Después de muchas noches deglutiendo páginas y personajes se me atragantó cual castaña pilonga. Esa forma de escribir. Un diario en el que cada página la escribe, o describe, un personaje o una situación me resultaron indigestas. Así que un buen día decidí cerrar el libro (apagar el kindel) y buscar otra cosa que me motivara más.

Una mañana en el trabajo, mientras tomaba una café con Lola, una compañera, me recomendó a Paul Auster.
Al autor lo conocía pero su obra la desconocía por completo. Al día siguiente me trajo esta novela: Invisible. Hacía más de un año que no leía una novela impresa y lo primero que hice fue abrir el libro por la mitad y disfrutar del olor del papel. Ese olor tan característico que sólo tienen los libros que llevan un tiempo dormidos en una estantería. Que placer.
Esa misma noche empecé el libro. La cosa iba de escritores, como los detectives salvajes, pero enseguida me di cuenta que esta novela era totalmente diferente.
La historia me ha gustado mucho y no se si me ha gustado más por la historia en si o por como está contada. No es una historia en la que la trama te empuje a pasar de página. Son las palabras. Están muy bien escogidas e hilvanadas. Cuentan historias que como lector debes decidir si crees o no. Pues te muestran la verdad de la historia desde los diferentes puntos de vista de cada personaje.

IMG_20140129_220815

¿Cuál es la trama?. No me gusta destripar libros. La fragilidad del amor, lo efímero de las amistades, la hipocresía, las relaciones familiares, los recuerdos, un asesinato, la mentira y el incesto. Se habla de todo esto a través de una historia de personajes que prácticamente se rozan a lo largo del libro pero que hacen que la historia funcione. Quizá el final es lo más flojo pero no es el final lo mejor de la historia. No estropea en absoluto el placer de haber encontrado un buen libro. Espero que os guste.

¿Prensa seria?. No se yo…


Esta mañana he sintonizado en la radio del coche melodía-fm, una emisora del grupo AtresMedia. Tenía interés por escuchar un programa del que llevo varios días leyendo buenos comentarios en Twitter e Instagram.
#LMQTPP (Lo mejor que te puede pasar) lo presentan Nuria Roca [@nuriarocagranel] y varias personas más pero ella parece que es la voz principal. Buena música, concursos divertidos, chistes… y de repente se han puesto serios: Nuria Roca ha hecho una disertación defendiendo el retraso de la jubilación para a su vez denunciar la situación de muchas personas que, pasando los cincuenta, no encuentran trabajo o lo pierden al llegar a la edad de jubilación perdiéndonos así su talento, sabiduría y experiencia. Hacía una excepción, los trabajos donde hubiera un esfuerzo físico exagerado.

El fondo era bueno, pero creo que defender el retraso en la edad de jubilación es un retraso en si mimo. Sobre todo porque el que la edad de jubilación sea a los 65 o 67 años no implica que el trabajador esté obligado a jubilarse. Si el empresario quiere y el trabajador también, este puede seguir trabajando el tiempo que quiera. También han comentado que como ahora lo normal es que se empiece a trabajar a los 30 y no a los 15 como se hacía antes se cotiza menos y hacen falta más años para poder tener una pensión justa. Es cierto, hay mucha gente que se adentra en el mundo laboral más tarde, pero somos muchos los que por suerte o por desgracia empezamos a trabajar más jóvenes.

Otra perla que ha soltado ha sido que como ahora se viven más años si nos jubilamos a las 65 la mayoría va a disfrutar de su pensión por lo menos 30 años y eso es inasumible. Pero… si me he jubilado es porque o he cotizado los años necesarios (y muchas veces más) y me he ganado ese descanso remunerado o sufro de algún tipo de enfermedad que no me permite trabajar y también me merezco esa pensión.

Volviendo a lo del buen fondo… es cierto que hay que aprovechar todo ese conocimiento y sabiduría de los mayores (en Murcia acaban de despedir a todos los médicos mayores de 65 años, sin avisar y sin dar opciones, para abaratar costes: ¡un auténtico disparate!). También es cierto que hay que buscar una solución para todos estos parados de 50 años en adelante (y de los jóvenes también). Pero… Hay cosas que no tienen pies ni cabeza. Cuando una lleva toda la vida trabajando se merece un descanso cuando las fuerzas acompañan. Por eso creo que su planteamiento es equivocado y alargar la edad de jubilación es un error y un paso atrás en cuanto a derechos sociales.