Salmo 23


Estamos viendo en casa una serie que nos tiene muy enganchados que se llama House of Cards en la que enseñan la parte oscura de la política americana. Espero que sea ficción pura y dura, la verdad.

Las tramas son espectaculares pero creo que no hay ninguna acción desinteresada en el guion. Los protagonistas son Kevin Spacey y Robin Wrigt. Espectaculares. Una pareja en la ficción que da miedito… ¿Y por qué te cuento esto?. Aparte de para que la veas tú también, porque leyendo una noticia de La Verdad de Murcia esta mañana me he acordado de una de las historias de la serie:

Ahora voy a hacer un pequeño Spoiler así que
puedo entender que no leas de aquí en adelante.

Una de las acciones que lleva a cabo el protagonista es un plan para dar trabajo a todos los americanos que lo necesiten. Este proyecto se llama “America Trabaja” y lo que hace es eliminar pensiones, fondos de emergencia, etc… para poder generar empleo público o subvencionar el empleo privado. Lo que se dice en mi pueblo desvestir a un santo para vestir a otro. Pero ojo, así la gente que trabaja puede ahorrar y pagarse su jubilación. Lo normal, ¿verdad?.

Bueno, la noticia de La Verdad es esta:

Educación quita a un instituto la mitad de plazas de una FP que implantará la UCAM (Si no eres de Murcia la “UCAM” es la Universidad Católica San Antonio, ejemplo del buen hacer donde los haya).

Se ve que en la Consejería de Educación de la Región de Murcia hay alguna seriéfila iluminada (llámese María Isabel Sánchez-Mora Molina o señora consejera) a la que se le ha aparecido la virgen y ha pensado que una buena forma de generar empleo es quitar a la educación pública un grado que está muy solicitado, (unos 200 alumnos que se quedan fuera cada año por falta de plazas), para que así cualquier empleador piadoso, caritativo y con iniciativa pueda afianzar su imperio educativo con esta oferta que la consejería sirve en bandeja de plata.

El señor es mi pastor, nada me falta. (Salmo de David. 23).

La otra mejilla


Absueltos_EDICRT20160527_0002_3

Cuando me he encontrado con esta viñeta de Manel Fontdevila en eldiario.es no he podido evitar pensar en el ministro Jorge Fernández Díaz, su ángel de la guarda y su virgencita cargada de melladas. Los tres, bien juntitos, regocijándose en la lectura de la parábola de la otra mejilla y riendo a carcajada limpia pensando en lo tontos que somos y que, a pesar de ser él el fervoroso creyente, seamos nosotros, los ciudadanos que los mantenemos ahí los que mantengamos esta fe ciega (tuerta para Ester Quintana) creyendo que los mismos que nos han hundido en la miseria serán los mismos que nos iluminarán y nos mostrarán la salida (o entrada) a un mundo mejor. Todo muy divino.

¿A ti no te da vergüenza?.


CdnfMcTXEAI8K4n.jpg-largeAnoche estuve viendo las noticias y en un momento exploté. No pude soportar más imágenes de niños llorando en el barro, de sus madres llorando desesperadas y de gente desesperada intentando salir de una situación que para cualquier ser humano se haría insoportable, denigrante e indigna. No pude soportar las caras felices de los mandatarios de la UE entrando a una supuesta reunión para quitarse el problema de encima a base de talonario con Turquía. La vergüenza que sentí me hizo apagar la televisión e irme a Twitter a desahogarme. Era muy tarde, no iba a salir a la calle en pijama a gritar… Quizá eso es lo que más rabia me da. La inoperancia de los gobiernos europeos nos deja a los ciudadanos de a pie con la vergüenza de no poder hacer otra cosa que quejarnos en redes sociales y enviar donativos a la ONG que mejor nos parezca. Porque podemos salir a la calle a manifestarnos, escribir comentarios en redes sociales, artículos en blogs y prensa pero si quien tiene la capacidad real de tomar decisiones que de verdad solucionen el problema no lo hace sólo podemos sentir vergüenza. Y rabia. Dolor.

cpps-b6woaaqnqw

De repente me acordé de la ONU y de sus misiones de ayuda. ¿Por qué no están actuando en este conflicto?. ¿No se supone que están para estas cosas?. ¿Por qué los dejan enfermar, morir?. Escapan del horror de una guerra arriesgando sus vidas para enfrentarse a la humillación de llegar a un destino en paz que no los acoge, los humilla, denigra y los usa de moneda de cambio para solucionar conflictos económicos entre diferentes países.

Desde este humilde blog sólo puedo desahogarme y decir que, en mi nombre, no se haga ese acuerdo vergonzoso con Turquía. Que los ayuden, que acepten los cupos y que cumplan las promesas que hacen. Que inviertan ese dinero que quieren dar a Turquía en ayudarlos en suelo europeo, en los países limítrofes que los acogen o en sus países de origen. Que los cuiden. Que no paguen a otro para que se encargue de ellos por lo molestos que puedan ser (esto es lo peor). Que consigan que, dentro de la tristeza de tener que dejarlo todo atrás, puedan estar felices allá donde les toque ir.

Quiero una Europa amigable con los refugiados. La Europa del “Premio Nobel”. Una Europa que no me avergüence porque si no es así no quiero pertenecer a ella. No quiero formar parte de este despropósito.

Ricardo

Son muchos los que necesitan ayuda pero también somos muchos los que podemos ayudarles y, estoy convencido, si cada pueblo acogiera una familia de refugiados sobraban pueblos. ¿A qué esperamos?.

Mientras se deciden a cumplir las promesas que ya han hecho y ha seguir haciendo promesas que también van a romper sólo os pido que no los olvidéis y que ayudéis en lo que podáis. Proactiva Open Arms, Save the ChildrenACNUR, Intermón OXFAM, Médicos sin fronteras… Son muchas las ONG que están trabajando allí. Presionad a vuestros ayuntamientos para que entren dentro de la red de Municipios dispuestos a acoger refugiados y que a nivel institucional realicen acciones directas de envío de material y fondos a quién esté trabajando en el terreno.

A ver si así nos da un poco menos de vergüenza.

Inseguridad ciudadana: Comerciando con el miedo.


170306elroto-1

En los últimos meses una oleada de robos, cada vez más descarados, están asolando la zona sur de la huerta de Murcia que es donde vivo. La última vez el sábado por la tarde y a plena luz del día en la vivienda de mis vecinos de enfrente. Es alucinante la impunidad con la que campan los cacos desde hace meses. En la zona se han organizado hasta patrullas vecinales porque la presencia policial es nula. Nos pasamos las tardes con las crías en la calle jugando, los fines de semana incluso las mañanas, y en mi carril no entra una patrulla de la policía local casi nunca. Hicieron un simulacro de despliegue hace unos meses cuando un concejal que vive en la zona lo denunció en medios de comunicación. Entonces sufrimos dos semanas de controles policiales arbitrarios. Bien por la presencia policial pero no creo que ese tipo de acciones sean las que ahuyenten a los delincuentes. Una presencia continua y real sería lo que de verdad ayudaría a mejorar la situación. Pero claro, supongo que eso vale dinero y los medios son los que son. Insuficientes. Así que os podéis imaginar la sensación de desprotección y miedo general. A nosotros no nos frena. Entramos y salimos igual que siempre, faltaría más. La diferencia es que cada día al entrar a casa pensamos, ¿nos habrá tocado a nosotros?. Y si se nos olvida un momento ya se encargan las empresas que venden sistemas de seguridad en recordarlo cada día en los medios. Comercian con el miedo. De hecho si os paráis a pensar un poco en esto cuando más se anuncian en la televisión es durante o después de los telediarios. Cuando nos acaban de enseñar más de media hora de imágenes de sucesos terribles que es lo único que muestran desde hace años (*).

El domingo por la mañana, horas después del robo en casa de mis vecinos, pasaron dos compañías de seguridad diferentes a ofrecerme su servicio de vigilancia remota porque claro, como sabíamos, habían robado en la casa de enfrente y nosotros no podíamos vivir sin ese sistema de seguridad (que por cierto al vecino no le ha servido de nada). Yo esto no lo considero aprovechar una oportunidad ni ofrecer un producto. Los llamo “mercaderes del miedo”.

(*) Saquemos de esta queja al telediario La 2 Noticias que es el único que se preocupa por contar la actualidad como es y dar una cara amable del mundo aunque cada vez sea más difícil.

Bonus.

Anoche me acosté tarde viendo un programa en la 2 de televisión española: Los conciertos de Radio 3. Creo que es el único programa con música en directo que hay en la parrilla televisiva actual. Y no me vale que me digáis que en “La Ruleta de la Fortuna” hay un grupo tocando en directo. Eso no vale.

Pude disfrutar de lo que llaman: Entreacústicos. Lo presentaba Ángel Carmona (Ondas 2015 por Hoy Empieza Todo, en radio 3) y los grupos que tocaron fueron: Amaral y The Chinese Birdwatchers.

Amaral son de sobra conocidos y ha sido un grupo que cada disco que han sacado me ha gustado un poco más y el último, Nocturnal, cada vez que lo escucho me gusta más.

El segundo grupo, The Chinese Birdwatchers, no los había escuchado nunca y la verdad es que hacen algo muy original. Esta mañana he estado escuchando en Spotify su último disco: Roads. Os recomiendo escucharlo.

 

Arriba las manos: ha llegado la factura de la luz.


Acabo de ver este tuit de Miguel Ángel Uriondo (@uriondo):

No he podido evitar clicar el enlace pero no he podido leer el artículo entero. La mala baba que se me pone sólo con los primeros párrafos no me compensa.

mingote-factura-luz--644x362

El mes pasado tuve un ‘pequeño’ problema con IBERTROLA. A pesar de ya tener instalado el contador inteligente me pasaron una factura, de un mes, de más de 200€. El contador, tan inteligente, parece ser que se equivocó y me generaron una factura estimada tomando como referencia el mismo periodo del año anterior, cuando las facturas eran de dos meses. Cuando recibí el correo electrónico avisando de la factura llamé al teléfono de atención al cliente y me dijeron que tenía que pagar la factura y que ya se arreglaría al mes siguiente pero insistí en que lo solucionaran y la única respuesta que recibí fue una carta postal en la que me indicaban que no habían encontrado incidencia alguna y que si quería que revisaran el contador lo tenía que pagar yo. Mira que listos. Entonces me quejé en Twitter enlazando la cuenta de Iberdrola y ahí me dicen que si quiero me tramitan la devolución de la factura (que ya estaba cobrada) y que después ya veríamos… Como ya quedaba poco para recibir la siguiente factura (y me lo podía permitir) preferí esperar a ver que pasaba pero por si acaso llamé para dar la lectura del contador y me dijeron que no la podía tomar porque el estimado del mes anterior había sido tan alto que todavía no había llegado a la cifra y si daba la lectura real me iban a cobrar una ‘vuelta de contador’. Vamos, muchos miles de euros. La factura de este mes ha sido de sólo 32€.

Ya estoy haciendo números y buscando información para, poco a poco, cortar los cables. No se cuanto voy a tardar en hacerlo y ni si podré permitírmelo, pero lo quiero intentar. Por lo pronto estoy estudiando la oferta de SOM ENERGÍA, una cooperativa de consumo de energía verde sin ánimo de lucro que tiene muy buena pinta, y a la placa solar para el agua caliente le quedan meses escasos. En cuanto ahorre la pongo.

No entiendo como no nos lanzamos a la calle a protestar. Es un robo a mano armada. Se ríen de nosotros en nuestra cara y estamos tan acostumbrados que nos dejamos mear encima.

Sense8


sense8-jamie-clayton-posterHoy os voy a hablar de una serie que hemos terminado de ver esta semana: Sense8

Lo primero y más visceral que os puedo decir es que la serie es una pasada. Un disparate de guion que engancha más y más en cada capítulo aunque tengas que aguantar los dos primeros para meterte de lleno en ella. La trama arranca despacio ya que son muchos personajes los que hay que conocer.

Hilando un poco más fino os puedo contar que esta serie, producida en Netflix, ha salido de la cabeza de los hermanos Wachowski, creadores de Matrix, V de Vendetta y El atlas de las nubes entre otras películas.

Sense8 es una serie de ciencia ficción que relata la historia de 8 personajes de diferentes partes del mundo que, tras la muerte de una mujer en una situación muy extraña, se conectan mentalmente y poco a poco empiezan a sentir y a vivir lo que los otros sienten hasta el punto de poder trasladarse donde los otros se encuentran, saber lo que sienten y piensan e incluso entrar en sus cuerpos y usar cualquiera de sus habilidades sin dejar de ser conscientes en su realidad, en su presente, de lo que están viviendo y sintiendo. Una suerte de súper raza que no se sabe exactamente si ha evolucionado del ser humano o el el ser humano la que ha involucionado de esa raza para evitar todas esas sensaciones que en cierto modo los hacen más vulnerables. Parece difícil de entender, ¿verdad?.

2d854e38aaf78c100f45395b879496e9

La multiculturalidad de los personajes, las diferencias sociales, la vida de cada uno hace que la mezcla sea un coctel explosivo de ingenio por parte de los guionistas que han unido de una manera increíble la historia de cada personaje para dotar de una energía y velocidad a la serie que es lo que hace que cada capítulo te enganche más.

Hace unas semanas mi amigo Miguel Angel, de la red de podcast Por Momentos, publicó un audio sobre la serie que podéis escuchar si queréis. En el cuenta un momento que creo que es mágico por la conexión que genera la imagen con el espectador en el que, en un momento dado, uno de los personajes empieza a escuchar una canción (What’s up, de 4 non Blondes) y los personajes de la serie y yo como espectador (y no soy el único)  empezamos a canturrear e incluso a cantar a grito pelado generando un momento de comunión especial.

También os dejo el trailer que he encontrado en Youtube.

Espero que os guste tanto como nos ha gustado a nosotros.

De negociaciones y pactos


Casi nunca hablo aquí de política pero hoy no lo puedo evitar, estoy muy desencantado con la actuación de Podemos en esta guerra de guerrillas (a lo Mortadelo y Filemón) en que han convertido lo de buscar una solución a la incertidumbre política en la que nos encontramos.

245993-944-649

No me considero un ignorante en cuanto a actualidad política. Me gusta estar al día en lo que ocurre y las noticias que leo en los medios me desilusionan mucho. Cuando voté a Podemos en las últimas generales sabía que no iban a tener mayoría absoluta y esperaba que mi voto, y el de muchos otros, sirviera para que Podemos pudiera ser agente importante en una negociación para que partidos de izquierda confluyeran y me da la sensación que cada paso que están dando son disparos en su propio pie. No entiendo qué pretenden generando tanta confrontación con el PSOE que a fin de cuentas es el partido de izquierda (o menos de derecha) que más votos ha conseguido. Pensaba que al día siguiente de las elecciones ya estarían negociando desde la cordura, sin líneas rojas y con una libreta en blanco para construir desde cero que es lo que los votantes de Podemos (por lo menos mi entorno y yo) es lo que esperábamos.

Del PSOE (Pedro Sánchez) me esperaba cualquier cosa, hasta que negociara con PP. Pero de Podemos no me esperaba que actuara con tanta altanería y tan poca humildad. Creo que antes de imponer ‘sillones’ deberían discutir el programa. Y tampoco entiendo que quieran anteponer un referéndum en Cataluña a discutir la forma de actuar ante temas como educación, sanidad, cultura, etc. En este punto, y estando de acuerdo en que se haga un referéndum, creo que es algo secundario.

El posible pacto de PSOE y Ciudadanos no va a llegar a ningún sitio y lo único que está demostrando es el ansia de poder, y de que no lo echen, de Pedro Sánchez que para llegar al acuerdo se ha bajado los pantalones de tal forma que se le han olvidado todas las promesas que ha ido haciendo a lo largo de la campaña. Mientras, el PP se está frotando las manos esperando a que sea Pedro Sánchez el que se estrelle en el Congreso de los Diputados.

Podemos dice ahora que hasta después de la primera votación no se vuelve a sentar a negociar, que se estrellen Pedro y Albert. Si después de eso dan lugar (entre todos) a llegar a nuevas elecciones con lo que eso supone: un gasto de dinero inútil y seguro que unos nuevos resultados bastante parecidos a los actuales, se van a ver obligarlos a intentar negociar de nuevo. Y esto se va a convertir en la pescadilla que se muerde la cola donde sólo van a ganar los tertulianos y columnistas que van a tener historia para rato. Espero que no se llegue a eso.