Intento de escapada. Miguel Ángel Hernández (Anagrama, 2011)


intento de escapada portadaMe interesé por este libro cuando varias de las cuentas de twitter que sigo lo mencionaron. Resultó estar escrito por Miguel Ángel Hernández, un profesor de Historia del Arte de la Universidad de Murcia, y después de leer la sinopsis y descubrir que se trataba de una novela donde se mezclaba una trama de misterio, investigación y amor por el arte me lancé a su lectura.

Al principio me emocionó mucho la historia. Lugares y situaciones conocidas o que recordaban a mi ciudad ayudaban mucho a hacer la historia más cercana. Además el hilo conductor de la novela estaba muy bien hilvanado. De hecho la historia es muy buena pero, para mi gusto, tiene una parte demasiado ‘didáctica’ que la hace por pasajes demasiado aburrida. Todo un ensayo sobre la relación del arte, del artista más bien, el espectador y la moral de cada uno de ellos. El caso es que después lamenté haber aparcado la lectura del libro porque al final acabé devorándolo. No entendía como esa parte más de ensayo era la que me estaba haciendo pensar más de la historia. Últimamente cuando un libro se me hace pesado sin más lo cierro y no lo vuelvo a abrir pero este me hacía pensar, me llamaba a continuar su lectura y llegar al final de la historia. El trabajo hecho.

Es un libro que he recomendado a quien me ha preguntado y os lo recomiendo a vosotros. Si queréis saber más podéis entrar en la web del autor. El explica mejor que yo de que va y como sabéis a mi no me gusta destripar historias.

Anuncios

La costa bárbara. Ross McDonald.


La Costa Bárbara

Esta semana he terminado de leer La Costa Bárbara de Ross McDonald. Pensaba que iba a ser – un libro de detective más – y ha resultado ser una estupenda novela de detective, si, pero que no sólo cuenta la historia del caso si no que profundiza en los personajes haciendo un análisis bastante filosófico de lo que venía a ser la sociedad clasista de la costa oeste de Estados Unidos. La diferencia de clases y lo miserable del ser humano.

Lew Archer, el protagonista de la historia, no es el típico detective de carácter tosco y de puño fácil que se suele encontrar en este tipo de novelas. Es un personaje frío y tranquilo con una capacidad de observación y de entendimiento de la personalidad de las personas que sorprende.

No sabía que Lew Archer era toda una institución entre los protagonistas del género hasta después de terminar el libro que he descubierto que hay toda una saga de novelas de este personaje del que hasta Paul Newman ha protagonizado un par de películas. Me pasó lo mismo con John Connolly y su detective Charlie Parker y con Lorenzo Silva y sus Bevilacqua y Chamorro. Libros que llegan a mis manos por casualidad y me gustan mucho y de los que descubro que hay toda una saga detrás. Estas cosas se tienen que avisar, que uno pilla a estos personajes con la carrera ya adelantada y no se entiende bien del cansancio de según qué escenas.

Si tenéis un rato no dejéis de buscar a alguno de estos autores si no los conocéis, seguro que pasáis unos buenos ratos como los que yo he pasado.