¿Que pasa con las bicicletas?.


Bicicleta de renatotarga en flickr.com

Llevamos una temporada en Murcia en la que ser ciclista se está convirtiendo en deporte de riesgo. Nuestro alcalde el Sr. Cámara no para de propagar a los cuatro vientos que está creando una red kilométrica de carriles para bicicletas que no son más que trampas mortales de carriles que son usados por vehículos a motor a los que les han pintado una bicicleta en el suelo y los llaman vías compartidas. Vamos, que si no llevas cuidado te limpian en un santiamén. Lo mejor de todo es la nueva normativa que han sacado. Multas, multas y más multas. Algunas se pueden entender como que te sancionen por no llevar luz por la noche pero, siendo la bicicleta una alternativa al coche, que ahora quieran hacer controles de alcoholemia a los ciclistas me parece muy fuerte. ¡Si usamos la bici para poder tomarnos dos copas y llegar a casa sin atropellar a nadie!. Lo mejor de todo es el casco. Para una cosa que veo bien que hagan obligatoria van y lo dejan como mera recomendación. Muy listos estos del ayuntamiento. Y para rematar la faena nos prohiben ir por la cuatro calles peatonales (que son lo suficientemente grandes) por las que podemos ir sin el peligro que conlleva ir por la carretera rodeados de coches y lo que es peor de autobuses urbanos que son los más kamikazes. Desde esta humilde ventana propongo manifestarnos con nuestras bicicletas. Haciendo marchas lentas por los carriles izquierdos de nuestra ciudad. Eso sí. Con timbre, luces, reflectantes y sin gota de alcohol en el cuerpo para que no nos multen.