Mis fotos en la red. ¿Las comparto?.

Nos encontramos en un momento en el que todo el mundo tiene una cámara digital y casi todos la llevamos siempre encima. Además casi todos tenemos ya una conexión a internet decente y la gran mayoría somos usuarios de algún servicio para almacenar y compartir fotografía, vídeos, textos. Las redes sociales cada día son más populares y todos tenemos un perfil creado en alguno de estos servicios. Todos estamos al alcance de todos. Pero… ¿que hay de la privacidad?. ¿Hasta que punto es lícito compartir tanta información?. Y no me refiero a una foto o un vídeo en el que salga yo solo con cara de gilipollas. Me refiero a todas esas fotos que se sacan en fiestas o reuniones y que subimos a estos servicios.

Desde hace varios años tengo una cuenta en Flickr a la que subo todas mis fotografías. Lo uso como disco duro virtual para almacenar mis imágenes y además lo uso para compartir las imágenes con mis amigos. Este servicio me encanta, pues la privacidad en los contenidos lo gestionas como quieres pudiendo incluso mandar pases privados para que, quien tu quieras, pueda ver el contenido de un álbum sin tener la necesidad de registrase en la página teniendo también la opción de cancelar esa invitación en el momento que quieras. Tengo alojadas en Flickr más de 2000 imágenes, pero si entras anónimamente no puedes ver ni la cuarta parte (unas 300 fotos) que son las que tengo marcadas como públicas. Esto la gente no termina de entenderlo, pues he tenido casos de gente a la que le he mandado un pase privado y me han llamado o me han hecho pasar el recado de que porqué sus fotos están colgadas en internet. ¿Lo llamamos incultura 2.0?. También me ha pasado, una sola vez, que se ha quedado una foto marcada como pública cuando debería estar privada pero bueno, un error lo comete cualquiera y no es nada que no se pueda solucionar rápidamente aunque a algunos le pueda parecer escandaloso. Lo que no entiendo es a la gente que lo cuelga todo sin pensar lo que eso puede acarrear. Por ejemplo, ¡las empresas buscan en estas redes sociales y servicios de almacenamiento en búsqueda de sus posibles empleados para ver si es cierto lo que venden en sus currículos!. Es cierto que es legal sacar y publicar las fotos que quieras cuando los fotografiados están en un lugar público, que si alguien se pone voluntariamente delante de tu cámara te está, esto lo supongo, dando permiso para usar esa fotografía como quieras (entiendo que siempre y cuando no perjudiques al fotografiado) pero hay que llevar una auto censura imprescindible pues aunque a ti te parezca algo sin importancia a otra persona le puede parecer una intromisión en su intimidad.

Yo voy a seguir usando la web (en mi caso Flickr) como lugar para almacenar y compartir mis imágenes, subiré todas mis fotos y por supuesto sólo seguirán siendo públicas aquellas que puedan, y merezcan, serlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s