Deperdidos al Trío en Molina de Segura


El próximo 7 de octubre en el Festival Internacional de Teatro de Molina de Segura. La actución tendrá lugar en el café Guanabanajam sobre las 22.30 horas.

DePerd�­dos al Tr�­o

Puedes descargar la programación del festival en formato pdf. Descarga.

Si quieres saber más sobre Deperdidos al Trío, les hemos dedicado una página en este blog.

Anuncios

David de Ramón


David de Ramón se dedica al mundo de la ilustración de manera independiente desde hace más de diez años. Habrás visto sus dibujos en un montón de sitios. Carteles, libros, revistas y un largo etcétera de publicaciones. Hace unos meses realizaba una ilustración para la revista visual con una entrevista muy completa en el interior donde mostraba muchos de sus trabajos. Sus ilustraciones, con un estilo muy personal, son muy vivas y coloridas.
Actualmente pertenece al colectivo clab*.

David de Ram�³n | Ilustrador

Salvador Puig Antich


Una película que no te deja indiferente.
La serenidad del personaje ante una situación como la pena de muerte que, dejando a un lado la causa, haría perder la cabeza a cualquiera.
La sinceridad del protagonista hace que rápidamente surja una afinidad hacia él tal, que hasta el motivo de su juicio parece insignificante. Una historia muy bien contada y adaptada a los tiempos que corren. Podía haber sido el “apéndice” de cuéntame, pero han conseguido adaptar los diálogos a un lenguaje actual que permite seguir la dramática historia sin dar pie a la risa fácil. Además, no viene mal recordar lo cerca que estamos en el tiempo de la represión, la falta de libertad y el miedo.

Fotograma de la pel�­cula

Sinopsis

A principios de los años setenta, el MIL, un grupo izquierdista formado por un puñado de militantes españoles y franceses muy jóvenes, pone en jaque a la policía, al cometer varios atracos en Cataluña con el objetivo de conseguir dinero para apoyar a los sectores más combativos del movimiento obrero.

En un primer momento, el éxito de sus acciones espectaculares, provocadoras e irreverentes, proporciona a los jóvenes del MIL una sensación de invulnerabilidad que termina bruscamente en septiembre de 1973, cuando efectivos de la Brigada Político Social tienden una trampa a dos de sus militantes. En el transcurso de su detención se produce un confuso tiroteo en el que muere un joven inspector de policía.

Salvador Puig Antich resulta gravemente herido y, tras pasar por el hospital, ingresa en la cárcel Modelo de Barcelona, a la espera de un consejo de guerra.

A partir de ese momento, tanto sus hermanas como sus abogados inician, ante la indiferencia general, una carrera contrarreloj para salvar la vida al joven activista.

Pero el 20 de diciembre de 1973 se produce el atentado de ETA contra el presidente del Gobierno Franquista, el almirante Carrero Blanco, y, Salvador Puig Antich se convertirá en el chivo expiatorio que un sector del Régimen Franquista reclama.

El Consejo de Guerra contra Puig Antich es una farsa y el joven Salvador es condenado a muerte.

Todos los intentos por salvarlo, incluso una improbable y rocambolesca fuga, resultarán inútiles y el 2 de marzo de 1974 Puig Antich es ejecutado mediante el â??garrote vilâ?.

Su muerte trágica y cruel deja una gran huella, durante años, a toda una generación que aún se pregunta si pudo hacer algo más para evitar una ejecución tan terrible como inútil.

Lluís Arcarazo

Enlaces:
Web oficial
Media
Wikipedia

Trazo hundido


Desde hace unos meses he empezado a trabajar con Adobe Illustrator. Normalmente uso Freehand para trabajar con textos, maquetar, dibujo vectorial, troqueles, etc.

Hace poco, intentando preparar los diseños de unas etiquetas para mandarlos a la imprenta casi me vuelvo loco. Ya os hablaba en el último comentario de la importancia del sangrado. Pues bien, cuando preparo los diseños de etiquetas para imprimir en flexografía, también hay que dejar este margen de seguridad.

En freehand hay una opción muy útil. Trazo hundido. Te permite escalar un trazado complejo sin perder la forma. La definición de la ayuda del programa dice: “Trazo hundido amplía o reduce uno o más trazados cerrados en función de un valor especificado y crea trazados adicionales que siguen el contorno del trazado original. Es posible especificar el número de trazados adicionales, así como su ubicación y espaciado”.

Para aplicar esta acción, una vez diseñado el trazo con el que queremos trabajar lo duplicamos y lo enviamos al fondo de la capa en la que estemos trabajando o al fondo del diseño. (Yo recomiendo esta última opción). La encontraremos en el menú: Modificar > Alterar trazado > Trazo hundido.

Modificar-Alterar trazado-Trazo hundido

Una vez hecho esto aparecerá el cuadro de diálogo en el que pondremos los valores correspondientes. Por regla general se suelen dar entre 3 mm y 6 mm de margen. Si lo que queremos es ampliar el trazo hacia afuera, el valor deberá ser negativo.

Ventana trazo hundido

El resultado es que hemos creado a nuestro diseño unos márgenes lo sufiecientemente generosos como para que la oscilación de las cuchichas de las guillotinas no afecte a la presentación final.

Trazo hundido 3

Con adobe illustrator el trabajo es más fácil, pues n hay que duplicar el objeto. El mismo programa realiza los cambios sobre una copia. Encontramos la opción en el siguiente menú: Objeto > Trazado > Desplazamiento. Los valores a usar serán los mismos que usamos en freehand.

Desplazar un trazado

Automáticamente el objeto “desplazado” se colocará al fondo de la capa. El trabajo está listo.

Desplazar 2

Sangrado


Una de los primeras cosas que aprendí al trabajar con imprentas fue la importancia de usar sangrados en mis diseños.

El sangrado indica la página impresa acabada antes de pasar por la guillotina.
Los valores que indican los programas de diseño a la hora de elegir el documento para trabajar expresan la página ya guillotinada. El límite de la página una vez el trabajo se ha acabado.

Por regla general, la mayoría de las imprentas de offset con las que trabajo me piden que deje un sangrado de 3 mm alrededor del documento a imprimir. Marcar al documento este sangrado con freehand es muy fácil ya que en la ventana “documento” hay una casilla en la que indicar este valor.

Ventana documento en freehand

El problema nos viene cuando diseñamos directamente en photoshop. Este programa no dispone de esta característica hasta que no vas a imprimir la imagen, dándote esta opción sólo en el cuadro de diálogo de la salida a impresora o dispositivo de impresión. Como normalmente, el diseñador no suele ser la persona que se encargue de imprimir el documento debemos preparar la imagen, desde un principio con estos márgenes. Al generar un archivo nuevo, por ejemplo un A4, el tamaño por defecto es de: 210 mm de ancho por 297 mm de alto.

Archivo_nuevo.png

Si lo que queremos es darle al documento un sangrado de 3 mm alrededor llegaremos a la conclusión de que las medidas han de ser: 216 mm de ancho por 303 mm de alto.

Nuevo_con_margen.png

El siguiente paso es marcar los límites de la página sin la sangría para no perder información a la hora del guillotinado. Lo haremos usando guías a las que les marcaremos su ubicación exacta utilizando el menú: Vista / Guía Nueva…

Colocar gu�­as

Tendremos que colocar cuatro guías haciendo un marco con los siguientes parámetros:
Dos guías horizontales la primera a 3 mm y la segunda a 300 mm. y otras dos verticales. La primera a 3 mm. y la segunda a 213 mm. (Estos valores se toman desde el punto del documento donde la regla marca el 0).

A4_con_sangrado.png

A la hora de guillotinar, las máquinas no lo hacen hoja por hoja. Hacen paquetes bastante grandes y con grandes cuchillas cortan el material en un golpe seco, lo que puede ocasionar el desplazamiento de este, (sobre todo de las hojas que se en encuentran en la parte inferior de los montones). Si nuestro diseño no tiene sangrado y a la hora de guillotinar hay desplazamiento puede ocurrir que aparezcan cortes de color en nuestro diseño.